Deshacer mi nudo en la garganta

Queridos y queridas mías.

Me he dado cuenta que llevo autosilenciada casi ya medio año y últimamente he reflexionado en porqué había dejado de hacer una de las cosas que más me gustan, escribir. Autoterapia, como dice Izal (Con su canción El pozo, en bucle estas últimas semanas)

Desde hace unos meses, entre otros especialistas, estoy acudiendo a una logofoniatra. Tengo nódulos en las cuerdas. No fue hasta la semana pasada, en una conversación más personal, cuando me di cuenta del origen real de mi tono grave y ahogado a veces. Incluso de haberme quedado sin voz de repente en ocasiones el año pasado.

Siempre he sido locuaz, a veces demasiado. Mis ideas siempre han circulado por mi cabeza más rápido que el orden de mis palabras expresadas en voz alta ¿Podría ser mi habla atropellada en ocasiones la causa? La respuesta es no.

La voz, es otro reflejo del estado del ánimo.

Apagada, tocada en el fondo del alma. Enferma. Sí. Callada en lo que me pasa. Sobreviviendo.

No es plato de gusto vivir lo que me lleva sucediendo los últimos 2 años, ya de forma grave…y ¿reversible? Las fuerzas se agotan y la esperanza a veces se enturbia tanto que parece ya un término sin sentido.

¿Y qué me ocurre a nivel físico? Tan sencillo y tan difícil de explicar y de vivir, que parece una condena y una broma de mal gusto. Le dedicaré un post solo a ello. Porque quizás tú, quien está leyendo ahora, padezcas alguna de las cosas que me suceden o tengas a algún familiar o conocido y te suene. Esto empieza a ser pandemia…

Ahora voy con mi nudo en la garganta.

El 25 de marzo de 2019 tomé una de las decisiones más difíciles de mi vida. 

MORIR.

 

 

 

 

 

Esssssssssspera.

Si estoy muerta, ¿cómo es que estoy escribiendo? ¿Y desde lo terrenal, nada desde otra dimensión?

Yo nací con otra identidad. Hasta el 6 de julio de 2016, de forma oficiosa.  El nombre que figura en mi partida de nacimiento es Davinia Herrán Berezo. Era y ¿es?, mi identidad hasta que no la deje marchar.

Del día a la mañana no te pueden obligar a sentirte otra persona e identificarte con algo que no existe en tu mundo interior. Renegar y liquidar lo que has construido desde el día que naciste, de una forma convencida y orgullosa. Me estaban obligando a dejar de ser quién era.

¿Pero quién, los funcionarios quién solo hacían su trabajo, o mi propia familia?

Para mí, ha sido como borrarme de la faz de la tierra.

¿ Cuál es el motivo? Mis verdaderos orígenes eran otros, y no voy a decir por azares de la vida, pues fue una cuestión meramente legal. Así que de sorpresa y habiendo manifestado durante años mi oposición absoluta a ello, pasé de un día a otro (y por medio una locura de abogados y de visitas a interior) a  llamarme Davinia García Berezo.

La cuestión es que no había vuelta atrás (aunque lo haya intentado hasta este 25 de marzo de forma desesperada).

Esto venía de largo, pero no el hecho de tener que cambiarme de primer apellido. Es la imposición y el trasfondo de la misma, lo que hace chirriar esa construcción de tres palabras. Una puñalada invisible a mi corazón cada vez que relleno un papel, doy mi nombre, presento un CV, acudo un médico… Algo demasiado cotidiano, que no deja mantenerlo en stand-by en mi mente y asimilarlo.

Supongo que muchos diréis que un apellido, un nombre, no define a una persona. Eso digo yo. Pero esos mismos que te lo dicen, son los mismos que saltan, Huy qué putada, ¿no puedes hacer algo al respecto? Les suena  antinatura a los que me conocen de toda la vida como a mí misma, y así me lo han expresado, directa o indirectamente. No ayuda a abrazar tu nueva identidad si el resto la rechaza.

Simplemente, os invito a que hagáis un ejercicio de imaginación en profundidad, qué supondría si os ocurriese, en vuestra vida presente y pasada. A nivel legal, profesional, sentimental, personal, académico, emocional, administrativo…

Ahora bien. Para nada reniego de mis verdaderos orígenes familiares, sino todo lo contrario. Ha supuesto una alegría inusitada conocer a personas de mi sangre a las que quiero y me han abrazado a su vida. Pero una cosa no quita la otra.

En esta dualidad, también me siento como si me hicieran elegir entre dos familias, la que conocí y verdaderamente me crió y la biológica, para bien o para mal. Y eso, es injusto, doloroso y casi un chantaje. Nada es blanco ni negro, ni unos son los malos ni otros los buenos. Shit happens.

Y ahora diréis, Davinia. ¿Para qué nos cuentas esto? PORQUE LO NECESITO.

  1. Es de DOMINIO PÚBLICO y que tengo que de algún modo explicar o soslayar cuando pido corrección de datos en cualquier sitio. No os podéis imaginar las caras de póker con las que tengo que lidiar y las veces que tengo que volver a los sitios porque es la primera vez que se encuentran con las peticiones -totalmente legítimas- que hago.
  2. Quiero NORMALIZAR esta situación.
  3. No me preguntes qué pasó, cuando se hace de forma morbosa canta demasiado. No digas que “respetas mi decisión y lo que me haya pasado”. ¿WTF?
  4. Tengo que empezar de 0 en mi vida por otros motivos y que me cuestionen mi propia identidad, elegida o no, es un obstáculo para (re) construirla.
  5. Por dignidad propia, AUTO-REIVINDICARME. Sí, me llamo de otra manera, ¿Y qué?
  6. Abrazar quién soy. Perdonar,aceptar, olvidar, liberarme. VOLVER A NACER.
  7. Ayudar a quién esté en una situación similar (aunque creo que el mío es de los pocos casos en este país)
  8.  Los últimos años están siendo catastróficos y quiero desligar mi nueva identidad de lo que me está sucediendo, ajeno a mí. Soltar el yugo, romper las cadenas.
  9. Re-equilibrar mi conciencia personal y mi enfermedad física.
  10. DESHACER MI NUDO EN LA GARGANTA.

 

Buenas tardes, me llamo Davinia García Berezo.

Y ahora dime, ¿Quién eres tú?

 

2 comentarios en “Deshacer mi nudo en la garganta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s